2013/05/31

Sociedad desigual y representación

Al hilo de lo que comenta Andrea quisiera traer a colación algo que señala Hilary Wainwright en un artículo aparecido en Red Pepper a comienzos de este año. Hilary se preguntaba si el voto, las elecciones, son todavía un recurso para la transformación social o por el contrario son sólo una fuente perpetua de desilusión y alienación.

Esta es la misma disyuntiva que planteaba Ignacio Ramonet al preguntarse para qué sirven las elecciones “si quienes las ganan se dedican a hacer lo mismo que hacían los anteriores gobernantes” (Salir de la austeridad, en Le Monde Diplomatique, edición en español, n. 199, mayo 2012 )




La respuesta de Hilary, sin embargo es positiva aunque sujeta a condición. Y la condición es la necesidad de entender la ciudadanía como social y no atomizada. Las elecciones, en abstracto, suponen una igualdad política formal en una sociedad que es fundamentalmente desigual. Sin embargo la lucha por la igualdad introducida en el corazón de la política parlamentaria hace presente la desigualdad social.

El “establishment” de las democracias liberales fomenta una forma de representación en la que l@s ciudadan@s son tratados como individuos, de un modo totalmente abstracto y no como parte de una sociedad sujeta a relaciones desiguales. El proceso político tiende de este modo más a disfrazar que a exponer las desigualdades y a proteger más que a desafiar a los poderes económicos.

Cuando en el siglo XIX los cartistas o en el XX las sufragistas consiguieron el derecho a voto entendieron su participación política como una nueva fase de su lucha política y no como el final de la misma. Como un modo de visibilizar la desigualdad.

Conseguir que los representantes representen a la sociedad desigual y que sean éstos quienes metan en vereda a las autoridades reguladoras es el único camino para legitimar las actuaciones de las instituciones representativas y de sus aparatos burocráticos. De otro modo la conclusión sólo puede ser tan descorazonadora como la que se desprende del post de Andrea. Solo existirá un partido, el TINA (There Is No Atternative) “or perhaps something worst”

1 comentario:

  1. ¿En una sociedad en la que los pensionistas son una carga, los trabajadores un coste de producción y la educación es definida como una inversión, cómo puede hacerse efectivo el principioo "un ciudadano un voto"?

    ResponderEliminar